¿Cuál es la diferencia entre empresa y sociedad mercantil?

Actualizado: 27 jul 2020

Muchas veces escuchamos que se dice, “Voy a constituir una empresa” o tal vez algo como “Mi socia y yo constituimos una empresa…” refiriéndose a crear una persona moral. Pero ¿Dónde quedan las sociedades?

Para estar dado de alta como personas morales (separando nuestro patrimonio personal del patrimonio de nuestra empresa) debemos constituir una sociedad mercantil. Esto se hace, en casi todas las sociedades, ante fedatario público e ingresando al Registro. Entonces, ¿Cuál es la diferencia entre una empresa y una sociedad?





Las empresas, según la RAE, son una organización dedicada a actividades industriales, mercantiles o de prestación de servicios con fines lucrativos. O sea que es una unidad económica; esta puede ser conformada por una persona física, o bien, un grupo de personas físicas o morales que tienen un fin común, un patrimonio, capacidad financiera y actividades para producir o prestar servicios para satisfacer necesidades de la sociedad y obtener una remuneración o un beneficio de ello.


Por otro lado, la sociedad mercantil, según Úria, es la asociación de personas que crean un fondo patrimonial común para colaborar en la explotación de una empresa, con ánimo de obtener un beneficio individual participando en el reparto de las ganancias que se obtengan.[1]

Podemos definir que una sociedad mercantil es un conjunto de personas que crean una persona moral con su propio patrimonio, nombre, domicilio y personalidad jurídica, con el que se dedicarán a realizar actos mercantiles para obtener un lucro. Cabe recalcar que no todas las sociedades en nuestro país están obligadas a tener 2 socios o más, el ejemplo es la Sociedad de Acciones Simplificada S.A.S. que puede constituirse teniendo un socio solamente.


Muchas veces los negocios comienzan desde cero, sin ser una marca, sin ser una sociedad y esto ya es una empresa. Podemos comenzar siendo personas con actividades empresariales por nuestra cuenta y poco a poco ir creciendo. Incluso podemos conseguir inversionistas o socios que vean nuestro potencial y de ahí constituirnos como una sociedad mercantil que mejor se acomode a nuestros intereses. Una de las principales ventajas de ser una sociedad mercantil es la limitación de responsabilidad y la transmisión de participaciones. Pero eso lo veremos en nuestro siguiente artículo "Ventajas de constituir una sociedad mercantil".


Espero esta información haya sido útil y haya aclarado algunas dudas. No duden en escribirnos a nuestro correo para más información o asesoría personalizada!


Pasa también por "S.A.S. Sociedad por Acciones Simplificada" Para que conozcas esta figura que te permite constituir una sociedad sin necesidad de socios!





[1] Úria, Derecho Mercantil, p.92.

3010 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo